Los colores y el efecto en tus emociones

Los colores y el efecto en tus emociones

Cuando hablamos de los colores y el efecto que tienen en tus emociones puede sonar extraño en un principio. El objetivo de este post es explicarte que emoción transmite cada uno de ellos y cómo al combinar los colores puedes conseguir el efecto que deseas en la decoración de tu hogar.

Tengamos en mente que el mismo color puede producir diferentes efectos en cada persona de manera diferente. 

  • El color rojo puede resultar erótico o brutal, inoportuno o noble.
  • Un tono verde puede verse saludable, venenoso o tranquilizante. 
  • Un amarillo se puede interpretar como radiante o hiriente.

La rueda de color es una herramienta clave, desarrollada por Issac Newton, siendo un círculo cromático que muestra diferentes colores ordenados y su relación entre sí. 

El círculo de color está construido alrededor de colores primarios, secundarios y terciarios. 

  • Los colores primarios son aquellos que no se pueden obtener mediante la mezcla de ningún otro color. Siendo el rojo, amarillo y azul. 
  • Los colores secundarios y terciarios se crean combinando los colores primarios y secundarios respectivamente. 
 

La psicología del color

El factor psicológico está formado por las diferentes impresiones que emanan del ambiente creado por el color, que pueden ser de calma, de recogimiento, de plenitud, de alegría, opresión, violencia. 

Johann Wolfgang von Goethe sentó las bases de la psicología del color que conocemos en la actualidad, destacando la percepción humana como el aspecto olvidado por las teorías newtonianas.

Blanco

El color blanco puede expresar:

  • Paz
  • Soleado
  • Feliz
  • Activo
  • Puro e inocente.

Negro

Es el símbolo del silencio y misterio. En ocasiones, puede significar impuro y maligno. Confiere nobleza y elegancia, sobre todo cuando es brillante.

 

Azul

Se puede decir que el azul tiene un principio de la oscuridad en él. En su pureza más alta es, por así decirlo, una negación estimulante. Su aspecto es, pues, una especie de contradicción entre la excitación y reposo.


Gris

 

Simboliza la indecisión y la ausencia de energía, expresa duda y melancolía.

 

Amarillo

Es el color más cercano a la luz. En su pureza más alta que siempre lleva consigo la naturaleza de brillo, tiene un carácter suave, emocionante sereno. 

 

Naranja

 Mezcla de amarillo y rojo, tiene las cualidades de ambos, aunque en menor grado. Es el color de la energía, un color para temperamentos primarios, que gusta a niños, bárbaros y salvajes porque refuerza sus tendencias naturales al entusiasmo, al ardor, a la euforia. Posee fuerza activa, radiante y expansiva. 

 

Rojo

El efecto de este color es tan peculiar como su naturaleza. Se transmite una impresión de gravedad y dignidad, y al mismo tiempo de gracia y atractivo. El primero en su estado oscuro y profundo, en el último en su luz atenuada.

Significa la vitalidad, es el color de la sangre, de la pasión, de la fuerza bruta y del fuego.

Violeta

 

El violeta es el color de la madurez y la experiencia. En un matiz claro expresa profundidad, misticismo, misterio, melancolía, intuición y la magia. En su tonalidad púrpura es símbolo de realeza, suntuosidad y dignidad.

Es el color de la templanza, de la lucidez y de la reflexión. 

 

Verde

 Este color es reconfortante, libera al espíritu y equilibra las sensaciones. El ojo experimenta un estado de agrado cuando lo observa.

 

El círculo cromático está divido en dos secciones: cálida y fría. 

  • Colores cálidos: Del rojo al verde-amarillo en el círculo cromático son los colores cálidos. Estos colores son vivos y llamativos. Tienden a darle movimiento y energía a una habitación.
  • Colores fríos: Los colores fríos abarcan la otra mitad del círculo cromático. Estos colores son relajantes y tranquilos. Perfectos para un espacio pequeño ya que lo harán sentir más amplio.

Cuando elijas el esquema de colores para tu hogar, ten en cuenta cómo es que quieres que estos te hagan sentir.

Compartir